Cuadernos de Negación #13: Notas sobre el patriarcado

CuadernosDeNegacion13En el ámbito político y académico se ha popularizado en las últimas décadas la noción de patriarcado. Parece un concepto de uso obligado para cualquier crítica seria de la realidad que busque la transformación social. Para algunas corrientes pareciera estar fuera de toda discusión que esta sociedad es patriarcal, incluso más fuera de discusión que si es capitalista.

Uno de los grandes problemas que encontramos al abordar la cuestión del patriarcado es asumirlo como el sujeto que determinaría la sociedad. Así, el Capital dejaría de ser el sujeto de esta sociedad, el que lo subsume todo, para dar paso a otro: el patriarcado. Hay una diferencia fundamental entre considerar el patriarcado como algo exterior al Capital y considerarlo como una realidad interna del Capital. La primera comprensión nos presenta el patriarcado por un lado y el Capital por otro, o en el mejor de los casos patriarcado y Capital como dos sujetos separados que en un momento dado se vinculan.

Sigue leyendo

Anuncios

La tecnología como dominio, Miguel Amorós

DominioLa constatación de que el ciclo de luchas obreras abierto en la revuelta de Mayo de 1968 había acabado en los años ochenta con la derrota del proletariado llevó a mi grupo de entonces (la Encyclopédie des Nuisances) a varias deducciones rápidas. La primera era que la producción moderna era sólo producción de nocividad y que por tanto, era enteramente inservible (o “indetournable”, como dirían los situacionistas). La reapropiación de la sociedad por la clase revolucionaria no podía consistir en una reapropiación del sistema productivo, sino en su desmantelamiento. La idea de encontrar la libertad y la felicidad en el desarrollo de las fuerzas productivas al estilo del modelo de progreso burgués era sencillamente un despropósito.

El desarrollo de dichas fuerzas siempre había sido un arma contra la clase obrera y su proyecto emancipatorio; las raíces de la explotación se hallaban más en ese desarrollo (y en las formas de trabajo y de supervivencia que imponía) que en la propiedad misma. Al producir un mundo inaprovechable, la explotación aspiraba a volverse irreversible. Si algo tenía claro el grupo de la EdN es que la superación histórica de la sociedad de clases pasaba por su destrucción más completa. Pero no para autogestionar sus ruinas, y ni mucho menos para volver a un pasado idílico a salvo de la historia. La reconstrucción de una sociedad libre planteaba en consecuencia problemas nuevos, como el de la ausencia de sujeto histórico y el de su contrario, el del triunfo total de la alienación capitalista, o como diría la I. S., del espectáculo.

Sigue leyendo

[Descarga] Heraldo por Guerrilla Latina CrimethInc

PortadaHeraldo1DESCARGA PDF

…También ocurre que, si recorres las compactas paredes de aquella ciudad, cuando menos lo esperas, ves una grieta abierta y una ciudad diferente aparece. Luego, un instante más tarde, se ha esfumado. Quizá todo esté en saber qué palabras decir, qué acciones llevar a cabo, y en qué orden y ritmo; o quizás, la mirada, la respuesta, el gesto de alguien sea suficiente; sea suficiente para alguien, para hacer algo por el puro placer de hacerlo, y para que su placer se convierta en el placer de otros: en ese momento, todos los espacios cambian, todas las alturas, todas las distancias; la ciudad se transfigura, se vuelve cristalina, transparente como las alas de una pequeña libélula. Todo debe suceder como si fuera por casualidad, sin atribuirle demasiada importancia, sin recalcar que estás llevando a cabo una operación decisiva, y obviamente recordando que en cualquier momento la vieja ciudad regresará y sellará su techo de hormigón, neón y smog por sobre nuestras cabezas.

Sigue leyendo

[Descarga] Abundancia e Indigencia en las Sociedades Primitivas,Guerre Sociale

DESCARGA PDF

portada¿El capitalismo era el forzoso desenlace de una especie egoísta por naturaleza?, ¿Sin el desarrollo de la ciencia y la tecnología la humanidad está destinada a padecer hambruna e incertidumbre?

Este breve texto se plantea contribuir a este debate, usando como referente a las llamadas sociedades primitivas, aquellas que concebimos desde el occidente como modos barbaros de sobrevivir y que estudios etnográficos demuestran que son en realidad la primera muestra de una sociedad de abundancia.

Comunidades que son capaces de satisfacer las necesidades de sus miembros (necesidades determinadas por ellos mimos) basándose en una “subproducción”, es decir, sin la necesidad de emplear a la mayoría de sujetos ni destinando demasiado tiempo en actividades de subsistencia, se produce para vivir no se vive para producir como en la sociedad capitalista. Sociedades que deciden no producir para el intercambio, no porque no tengan la capacidad de crear excedentes, sino porque no quieren hacerlo, optan por la libertad del ocio.

Sigue leyendo