¿Gasolinazos?

Compartimos las siguientes aportaciones sobre la actual situación en la región mexicana sobre el incremento a combustibles que ha propiciado el descontento general y que ha provocado que miles de gentes inmovilizadas a lo largo y ancho del territorio salgan a las calles a hacer demostraciones de descontento, desde protestas civiles y pacificas enmarcadas en el ciudadanismo, hasta muestras que tienden más a la ruptura por el hartazgo de una sobrevivencia atropellada por este sistema… -Antagonismo-

gazolinazosmex2017¿A qué se debe el aumento en el precio comercial de la gasolina?

En el sistema de mercado existe algo llamado “oferta-demanda”.
La oferta significa la cantidad de producto que las fabricas pueden ofrecer y la demanda es la necesidad que la sociedad tiene de dicho producto.

¿Como funciona?

Si existe oferta excesiva, los precios bajan, puesto que la sociedad necesita menos de lo que se produce, esto sería lo ideal, lamentablemente esto es una utopía en el sistema de mercado, ya que que los grandes millonarios y sus intereses mezquinos, lo utilizan de manera inversa, pues ellos son los dueños de los medios de producción, esto significa que mientras más demanda y menos oferta exista, el precio del producto aumenta.

¡Dejamos en claro que nuestras necesidades no se satisfacen mediante tal sistema mercantil, pues sus contradicciones, como ya citamos, son las que provocan nuestra miseria, debemos erradicar por completo esa relación de producción social!

¿Cómo lo logran?

Los dueños de las fabricas hacen producir a sus trabajadores, generando más cantidad del producto y almacenándolo, por lo tanto, aunque aparentemente hay más oferta, ésta queda regulada por los dueños. Esto es un fenómeno conocido como “reservas” y por ende los trabajadores reciben menos salario, dando como resultado el encarecimiento de dicha mercancía y mayor explotación al trabajador.

Un elemento tan demandado en la sociedad actual como lo es el combustible, que se utiliza prácticamente para todo, jamás bajara su demanda, al contrario, la demanda seguirá en aumento y la oferta en decremento, esto genera una crisis en nuestra sociedad (que ya se vive), y acaparamiento para los dueños de las fábricas o plantas de producción.

¿A quién beneficia todo esto?

¡A la burguesía!, dueños de la industria energética y en general, dado que el encarecimiento del producto hará que solo los ricos en México y el mundo, sean los únicos que puedan satisfacer sus necesidades y nosotros no. Otra consecuencia de esto, es que la dependencia del combustible, provoca que toda materia prima también aumente su precio: el alimento, vestimenta, el transporte público, etc. Siendo nuevamente la burguesía la única clase que triunfa sobre nuestra explotación y miseria, éste último fenómeno se le conoce como lucha de clases.

Bien es cierto que todo esto es impulsado por la llamada reforma energética que se encuentra no solo en México, ya que es una “orden” del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (órganos internacionales de la burguesía), crisis como estas las encontramos también en Chile, Italia, Venezuela, España, etc.

Estas reformas no son impulso del gobierno (principalmente) y éste no es el principal problema, el verdadero problema radica en nuestras propias relaciones sociales de producción, que mantienen a una minoría, a costa de nuestras necesidades.

¿A los proletarios que nos queda?

Aseguramos que la burguesía y los medios de (des)información, querrán convencernos de que sigamos estudiando y trabajando (pues eso los mantiene), nosotros proletarios, inundados cada vez más en la miseria, nos dicen que gracias a nuestro esfuerzo algún día todo esto cambiará.

Pues si analizamos nuestro entorno de forma más amplia, podemos deducir que:

Los <mass media> son medios burgueses de enajenación para mantenernos controlados en sus instituciones, la única solución que nos queda es luchar por nuestra emancipación, comprendiendo y retomando los combates históricos que nos anteceden, los bloqueos y las expropiaciones de la gasolina, como de cualquier otra mercancía, son medios por los cuales, nuestra clase se reapropia de lo producido y que inicialmente se apropió el burgués.

La policía, la milicia y la jurisdicción, en todos los países, están también en nuestra contra, son los defensores de la burguesía que mantiene su poder, ellos no dudarán en dispararnos o encarcelarnos ante un acto de rebeldía que atente contra los intereses de la elite financiera, por eso los proletarios del mundo debemos rechazar cualquier acto que se base en el pacifismo, sus medios y el respeto a la propiedad, debemos defendernos ante cualquier injusticia, respondiendo a sus actos, lamentablemente los medios pacíficos no son hechos para defendernos, sino para perpetuar nuestra sumisión y muerte.

¡A su violencia mercantil, nuestra violencia proletaria!
¡Expropiación común de lo que producimos!
¡A retomar el combate de clase, en la guerra de clases mundial!
– Un proletario rebelde, inicio de un año más de miseria y muerte…

Anuncios