Tiempo de Ira | Programa 05 | Cuadernos de Negación

TiempoDeIra#5

Visita Radio Frecuencia Kritik / voces del suburbio

En el presente podcast presentamos los Cuadernos de Negaciónmediante una entrevista que realizamos a una compañera integrante del proyecto. Hablar de estos materiales nos hace reflexionar sobre los textos de crítica y balance revolucionario, sobre la función que cumplen y la dinámica social que los necesita para vislumbrar nuevos bríos en la lucha contra esta realidad opresiva y destructora de todo lo humano.

Descargar 

El programa se grabó el 30 de mayo de 2017

Música en orden de aparición:

  • Voces Libertarias | Juanito Piquete
  • Estar de pie | Deviolencia
  • La vie s’écoule (la vida pasa) | Raoul Vaneigem

WEB Cuadernos: https://cuadernosdenegacion.blogspot.com/

 

 

Proyección: Nos robaron las noches

NosRobaronLasNochesAcá una invitación:
A lo largo del tiempo hemos observado la lucha incesante, la resistencia y el trabajo que las mujeres llevan a cabo dentro y fuera de las prisiones, no sólo como tejedoras de la memoria contra el olvido, sino también como portadoras de una incansable lucha en contra del sistema judicial y carcelario. Sin embargo, incluso en nuestros propios espacios, no se habla mucho de ellas. Por eso en esta ocasión, sin caer en una visión inocentista y victimista, hemos abierto un espacio a la palabra de 11 mujeres que se enfrentan o se han enfrentado al encierro, la cárcel, a la humillación, al maltrato corporal, a la tortura sexual, al acoso, a la estigmatización y a la hipotética « justicia ».
Ellas nos recuerdan el valor de la lucha, tanto dentro como fuera de la prisión.
Eso lo hablaremos juntos y juntas. Contaremos con la presencia de:
Ana María Castillo
Celia Zambrano
Mariana González
Domingo 2 de julio a las 16:00 horas en Punto Gozadera

Sobre el Partido Liberal Mexicano

[A] Ya hemos subido, después de tanto tiempo, nuestras ediciones en sus versiones para descargar y leer en formato PDF, por si ocupan o gustan, descarguen y compartan con sus amiguitos. Salud siempre!

 

*****************

 

Serie Sobre el Partido Liberal Mexicano

Ricardo Flores Magón, La intervención americana en México

Ricardo Flores Magón, La primera guerra mundial y la revolución rusa

Ricardo Flores Magón, En defensa de la revolución

Ricardo Flores Magón, Discursos

Ricardo Flores Magón, Vamos hacia la vida y otros textos

Librado Rivera, Cartas y textos

LA CULTURA DE LA VIOLACIÓN

¿De verdad queremos o deseamos hacer lo mismo que el violador hizo a su victima, esa es nuestra venganza? Les dejamos acá este pequeño texto para reflexionarle…
Dice Virginie Despentes que la violación es también un diálogo privado a través del cual cropped-13256528_1199025596788242_4519500449794811293_n.jpgun hombre declara a otros hombres: «yo me cojo a sus mujeres brutalmente». Suena exagerado, pero no lo es tanto. Las amenazas y el deseo de vengarse del violador son parte del diálogo que aunque se haga público excluye a las mujeres. Estos hombres que pretenden apropiarse de mujeres siguen considerándolas parte de un decorado que se puede violar o defender pero carente de vida propia. No se dirige la palabra a las mujeres en cuestión ni para preguntar como se sienten, si precisan algo, o simplemente dar fuerzas. Mucho menos se dirige a otras mujeres, para ver cómo es que suceden estas cosas, cómo podemos detenerlo. Porque no les importa. Lo que les urge en las entrañas es recoger el guante y responder lo más virilmente que se pueda.
En este mismo diálogo se supone que, paradójicamente, la violación combatiría la violación. Y así, se expulsan amenazas al blanco viviente en el que se convirtió el violador acusado. Expresan sin pudor sus fantasías sobre cómo debería ser violado el violador, qué cosas deberían hacerse con su culo, a qué debería ser sometido. Para ellos, la violación sigue siendo una forma de colonizar los cuerpos, de disciplinar a los seres humanos. Tal como actúa el violador, consideran la violación como una herramienta válida, aunque neutral, y que cada quien podría darle un buen o mal uso.

Sigue leyendo

Descarga la Revista Germinal

DESCARGA – Contenido:

-Coyuntura. -Podemos: manual de instrucciones.

-Los muros de la democracia. -Oriente Medio: ISIS, democracia y otras formas de barbarie.

-Principios. – Contra la democracia.

-El partido como Estado. -El partido como clase.

-Hilo Histórico. -¿Antifascismo?.

-Recensión. -«Portugal: ¿una revolución imposible?» -La Velvet: 50 años de individualismo.

-Comunidad de lucha. -GCI: «Notas sobre la democracia».

Germinal¿Quiénes somos?

Somos un colectivo comunista, una comunidad de lucha, de ideas, de afectos y cuidados. No somos un partido, porque el partido es algo mucho más amplio: atraviesa la historia de nuestra clase, niega las fronteras estatales, no puede reducirse a un grupo formal por grande que sea. El partido es el proletariado que se constituye en clase: su memoria, su proyecto de vida.

Por colectivo comunista, entonces, queremos indicar que nos comprendemos insertos en el movimiento real de nuestra clase hacia la comunidad humana, que sólo puede culminarse mediante un proceso revolucionario. Es este movimiento real al que llamamos comunismo y que se enfrenta a todas las fuerzas del capital, incluyendo a la socialdemocracia, que se reivindica a menudo bajo la bandera del marxismo o del anarquismo.

Luchamos contra toda forma de capital —democracia, trabajo asalariado, Estado, mercancía y dinero—, contra el patriarcado y la dominación de la especie humana sobre el resto de la vida en el planeta. El combate por el comunismo supone una negación inmediata y constante de todas estas formas de explotación y opresión: la revolución no cambiará las cosas del día a la noche, pero sólo puede triunfar si supone una lucha permanente contra el valor, el Estado y el patriarcado, un combate sin mediaciones por la transformación radical de las relaciones sociales y la restauración del íntimo vínculo de nuestra especie con el planeta. Sólo podemos terminar con un sistema que lleva a nuestra extinción mediante la constitución de un nuevo modo de ser social que, a falta de una palabra mejor, llamamos comunidad humana o comunismo.

Sobre la odiosa contradicción de ser trabajador

VsTrabajoDe Colectivo Germinal

Quizá comprender que vivimos una crisis civilizatoria y no una crisis económica –como lo denomina el espectáculo– suponga disminuir la exigencia a tener más Estado y más trabajo; quizá también comprender que el capitalismo no morirá de muerte natural, ayude a ver lo contradictorio de las relaciones sociales impersonales.

Nuestra civilización –entendiéndola como un presente que no cesa– goza del elenco de personas más numeroso habido en la historia que asume el trabajo como necesario para la vida y a su vez emplea más tiempo social dedicado a un fin absoluto ajeno: trabajar.

Dramático es, que la condición de trabajadoras nos defina frente al otro y este hecho organice nuestras relaciones. Somos el personaje que trabaja.

Nuestra vida, en al menos 1/3 está empeñada en conseguir un salario, 8 horas o más diarias que dejamos de lado nuestras relaciones personales, 8 horas dedicadas a relacionarnos por y para un elemento común: el dinero.

Sigue leyendo