¡HIGUI A LA CALLE!

Publicado en La Oveja Negra nro.46, marzo de 2017

Visita La Oveja Negra

Tristemente volvemos a escribir desde la rabia. Hoy es el caso Analía de Jesús la chispa Higuique enciende la necesidad, cada vez más urgente, de ponernos a reflexionar, agitar y denunciar que las condiciones materiales y las relaciones sociales en que vivimos están deshumanizadas, y que los hechos de violencia son su expresión.

Higui es una mujer lesbiana que está presa desde marzo de 2016 por defenderse de un grupo de hombres que intentaron violarla y asesinarla. Ella vivía en Lomas de Mariló, Moreno, en el Gran Buenos Aires, y debió mudarse por el continuo hostigamiento de vecinos que, incluso, llegaron a incendiar su casa. Dicen que en esa localidad se da una expresión particularmente violenta y patotera de los hombres que no toleran a mujeres lesbianas, y que éstas son agredidas verbalmente, apedreadas y golpeadas si su elección sexual es reconocida. Dicen que allí los hombres “corrigen” tanto a lesbianas como a gays.

El Día de la Madre pasado Higui volvió a Lomas para visitar a su hermana, luego pasó por lo de un amigo que vive cerca y cuando finalizaba el encuentro, el cuñado de su amigo, conocido misógino del barrio, junto a otros nueve, la atacaron a golpes. Higui cuenta que estos seres despreciables acompañaban sus golpes diciendo: «Sos una tortillera. Sos una puta. Te voy a hacer sentir mujer. Te vamos a empalar, tortillera». Luego le rompieron el pantalón y el bóxer y uno de ellos se le tiró encima, dispuesto a violarla. Ella sacó un cuchillo que llevaba escondido y se defendió con un puntazo en el tórax que terminó con la vida de este agresor. Higui perdió el conocimiento hasta que la policía la despertó.

Sigue leyendo

¡ABAJO EL TRABAJO DOMÉSTICO!

Extraído de Boletín La Oveja Negra nro.46 (Marzo 2017)

http://boletinlaovejanegra.blogspot.com

cropped-tumblr_mdpahjnqs11rho3gjo1_500.jpgHace ya varios años que hemos sumado nuestras voces para exponer la relación entre trabajo asalariado y capitalismo, para asumir la contradicción, no defendiendo el trabajo sino la vida. Porque la contradicción más importante por la que luchamos es la que existe entre Capital y vida humana.
El modo de producción capitalista, pese a su imagen racionalista y científica también produce mitos, actos de fe gracias a los cuales se sostiene. Uno de ellos es que el trabajo es ajeno a la historia, que existe desde siempre y que, por tanto, no podría dejar de existir. Esto es una verdadera falacia. El trabajo aparece como actividad separada en las sociedades de clase. Y el trabajo asalariado, más precisamente, es la forma que adquiere la actividad humana en el capitalismo. Es por ello que cuando miles de proletarios en el mundo insistimos con la consigna «¡Abajo el trabajo!» no estamos proponiendo que haya que dejarse morir de frío e inanición, sino que debemos luchar para constituir una comunidad donde nuestras necesidades de alimento y techo, así como de goce y creatividad sean puestas en común sin ser una coartada para cuantificarlas y generar ganancias. Aunque parezca extraño en este tiempo inmóvil del Capital que se asemeja a un eterno presente, la mayor parte de la existencia de nuestra especie no hemos vivido de esta manera; ello vuelve evidente que este modo de producción también tiene los días contados.
Otro mito necesario para apuntalar la normalidad capitalista es exponer el trabajo doméstico como un atributo natural de las mujeres, quienes se supone que, por naturaleza, serían buenas cocineras, lavanderas, amantes, sensibles, débiles y, por sobre todo, dependientes. No es ninguna casualidad, el primer paso para la domesticación es la creación de dependencia.

Sigue leyendo

Anabasis: Sobre Vera Figner

Les copiamos acá el programa radiofónico de Anabasis, donde entrevistan a lxs compas de la editorial Antipersona acerca del libro Rusia en las tinieblas, en donde se habla de los grandes aportes revolucionarios de Vera Figner -Antagonismo-

 

VeraFignerEn el programa de hoy nos acercamos a la trayectoria de la revolucionaria rusa Vera Figner (1852-1942), que fue la máxima responsable de la organización terrorista Narodnaya Volia (La Voluntad del Pueblo). Para ello hemos entrevistado a Layla Martínez, de la editorial Antipersona, que ha rescatado Rusia en las tinieblas. Autobiografía de una nihilista [1927] y que nos habla de los orígenes de Vera, del contexto histórico de la Rusia de las últimas décadas del siglo XIX, de la corriente populista / nihilista, del peso de las mujeres en la misma, de las principales acciones de la organización y su coste represivo, de la pertinencia de reeditar este trabajo y de otros proyectos de esta editorial.

Proletarios de todos los países, ¿quién lava vuestros calcetines?

Les compartimos el siguiente texto para reflexión activa, que nos encontramos en la fantastica biblioteca digital de los compañeros de Cuadernos de Negación donde todo es de descarga libre! Visitenlxs —> Biblioteca De Cuadernos De Negación -Antagonismo-

***

ComoMujer_1ncendo nro. 6 (2012)
Traducción: Agintea Hausten

En español es muy dificil encontrar materiales radicales sobre este tema, para quien sienta curiosidad por saber de qué se trata recomendamos este breve artículo.

Proletarios de todos los países, ¿quién lava vuestros calcetines?
El trabajo doméstico es presentado generalmente como un conjunto de tareas realizadas en el hogar mayoritariamente por mujeres. Con la evolución de la sociedad y de las costumbres, la cuestión del trabajo doméstico puede parecer menos central hoy (que por ejemplo en los años 70).

El trabajo doméstico ha sido fundamental desde el siglo XIX en la construcción social del rol femenino pero también en el desarrollo del modo de producción capitalista hasta nuestros días.

Recomendamos también:
Silvia Federici, Teorizar y politizar el trabajo doméstico
Mariarosa Dalla Costa – Selma James, El poder de la mujer y la subversion de la comunidad

México: Artefacto explosivo contra el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México

Extraido de Contrainfo

ataquemexDespués de media noche…

El día 20 de diciembre de 2016, aproximadamente a las dos de la mañana  colocamos un artefacto explosivo en las instalaciones del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, ubicado en José María Izazaga 148, colonia centro, que detonó con éxito, causando severos daños en la entrada del edificio. Lo hicimos simplemente porque se nos dio la gana.

I.    Los caminos de la vida no son lo que yo creía…

Un entramado de dominación multifactorial disecciona a diario el cuerpo de las mujeres. Mas nosotras nos preguntamos ¿cómo es posible que teniendo ese bisturí social encima, algunas mujeres —la mayoría—, decidan aceptarlo dócilmente y a veces hasta parezca que lo desean?

Hemos escuchado por doquier discursos en bocas femeninas jactándose de ‘los avances’ en la búsqueda de ‘la igualdad sexual’… pero vemos al tiempo las iglesias repletas de mujeres arrodilladas ofreciéndose dócilmente.

Sigue leyendo

Nos están matando

DestruyaseContra este estado general de barbarie, que se particulariza en ciertos momentos contra comunidades, barrios, personas que tengan el color que no le agrade a la elite que defiende al capital, contra personas que ellos mismos han designado como débiles y vulnerables; contra toda esta mierda, no nos quedan opciones más la lucha constante, sin fin, hasta el fin; somos nosotras contra toda la estructura que perpetua el capital, somos nosotros contra su religión, contra sus escuelas, contra sus trabajos, contra sus caminos obscuros, contra las facilidades que les dan a otros de empoderarse frente a nosotras y matarnos y violarnos; no basta salir a la calle a exigir, ya no basta ni siquiera la venganza, tenemos que ir a donde principia todo, tenemos que darnos cuenta que es el capitalismo en sí y para si lo que nos mantiene en esta barbarie y tratar de atacar ahí, sus relaciones sociales, sus instituciones, sus consignas,  que ya no seamos mercancías, que no nos asignen/mos un valor mercantil, de intercambio, que destruyamos su Estado, su policía, sus violadores, su ideología patriarcal, su sagrada familia. –Antagonismo-

Les compartimos el siguiente panfleto producido en una región específica, pero con la verdad y realidad que vivimos todas cotidianamente.

Sigue leyendo