Seminario de discusión de la obra “El capital” de Karl Marx

El CISMA hace la invitación al seminario de discusión de la obra “El capital” de Karl Marx, todos los viernes de 6:00 a 8:00 pm (a partir del 1 de sep.) y a sus ciclos de discusiones sobre contribuciones teóricas/practicas revolucionarias (anarquismo, consejismo, situacionismo, autonomía, feminismo, izq italiana) todos los miércoles de 6:00 a 8:00 pm (a partir del 6 de sep).

Más info en la imagen y con Cisma Invariance

Sigue leyendo

Anuncios

CUANDO CRITICAR SIRVE DE ALGO

Extraído de: Terra Cremada #3, noviembre del 2012

 

Hacer de la lucha un continuo romper con los demás no es algo radical, lo radical y lo subversivo es construir algo colectivo en un mundo que ha sido diseñado específicamente para el aislamiento, la soledad y el desencanto.

Prólogo de la Crítica de la Internacional Situacionista, Klinamen y Comunización

 

CriticarPuede resultar como mínimo curioso que una publicación que ejerce la crítica aborde la crítica como tema. Por eso, y, antes que nada, conviene señalar a qué nos referimos exactamente con la crítica y ante todo a qué no nos referimos. Aunque en algunos momentos utilizaremos estos términos no creemos que la cuestión se tenga que plantear como una dicotomía entre crítica constructiva/destructiva, nos parece mucho más acertado considerar desde dónde y hacia quién se ejerce dicha crítica.

Criticar, así, en abstracto, puede querer decir muchas cosas como también puede no querer decir nada. Estamos muy acostumbradas, dentro la lógica de las premisas democráticas, a «participar» mediante la crítica de nuestras «libres opiniones», aunque éstas sólo tengan valor por sí mismo dentro del sistema si son eso que llamamos critica «constructiva».

Sigue leyendo

¿ES EL MUNDO UNA MERCANCÍA? – ANSELM JAPPE

Tomado de COLECTIVO BRUMARIO

[Traducido por Agintea Hausten. Extracto del primer capítulo del libro “Les Aventures de la marchandise. Pour une nouvelle critique de la valeur“ (Denoël, 2003)] 

LAS AVENTURAS DE LA MERCANCÍA. POR UNA NUEVA CRÍTICA DEL VALOR

[Contratapa]

Ha devenido banal decir que el mundo no es una mercancía, que hay que rechazar la “mercantilización de la vida”. Pero nadie osa afrontar el problema central: ¿dónde reside exactamente esta falsedad, esta inversión de la realidad que atribuimos al dinero y al consumo? Marx ya había respondido hacía más de un siglo: los humanos fetichizan el “valor”, fabrican un concepto todopoderoso, un nuevo dios que no tiene nada que ver con la realidad de sus vidas y de sus necesidades.

DentropolisCapítulo 1

¿ES EL MUNDO UNA MERCANCÍA?

Hace unos años, muchos quisieron creer en el “fin de la historia” y en la victoria definitiva de la economía de mercado y de la democracia liberal. La disolución del Imperio soviético era considerada como la prueba de la ausencia de alternativa al capitalismo occidental. Los partidarios del capitalismo estaban tan convencidos como sus detractores. Desde entonces, las discusiones debían versar solamente alrededor de cuestiones de detalle concernientes a la gestión de lo existente.

En efecto, en la política oficial ha desaparecido completamente toda lucha entre concepciones divergentes, y en todas partes, con algunas excepciones, a partir de ahora está ausente la idea misma de que podamos imaginar una manera de vivir y de producir que sea diferente a la impuesta. Este parece haberse convertido en el único deseo de los hombres del mundo entero. Pero la realidad se doblega más difícilmente a sus órdenes que los pensadores contemporáneos. En los años que han seguido a su “victoria definitiva”, la economía de mercado ha mostrado más fragilidad que en el medio siglo precedente, como si en realidad el derrumbamiento de los países del Este no hubiera sido sino el primer acto de una crisis mundial. El desempleo real crece en todas partes, y visto que su causa es la revolución microinformática, nada revertirá esta tendencia, ni el desmontaje del Estado social. Al mismo tiempo, generan la marginalización de una parte creciente de la población incluso en los países más ricos, que retroceden hasta hace un siglo socialmente.

Sigue leyendo

Marx contra el Estado

De Materiales

Marx contra el Estado

El carácter de la Comuna

La mayor objeción a Marx sobre la cuestión del Estado y el parlamentarismo, recae en elKM Manifiesto del Partido Comunista (publicado en el año de 1848), el cual en la parte final aboga por la toma del Estado, haciendo a la par concesión a la burguesía “radical” en Alemania. Sin duda tales posiciones contenidas en ese libelo han sido puestas en tela de juicio por la Historia, por lo que encontrarles una justificación sería absurdo. No obstante, limitarnos a una simplona crítica sin comprender el contexto histórico en que se escribió, nos llevaría a estancarnos en un ámbito meramente superficial o en el peor de los casos, en un reducto puritano e ideológico.

El manifiesto de Marx y Engels, fue un proyecto realizado a petición de la Liga de los Comunistas, una organización conformada desde antes que ellos participaran en ésta. Muchas de las organizaciones comunistas de aquel entonces, habían sido incapaces de romper de lleno con muchas concepciones socialdemócratas, incluyendo la que concierne al Estado. Marx y Engels no estaban exentos de acuñar posiciones erróneas propias de su época. Toda esa situación, generó un terreno de cultivo apto para la separación entre reformistas y revolucionarios.

«Debemos subrayar aquí que las oscilaciones y ambigüedades de Marx y Engels, con respecto a la Socialdemocracia misma, contribuyeron a su obra contrarrevolucionaria. En efecto, durante años las fundamentales críticas programáticas efectuadas por ellos no fueron dadas a publicidad, haciéndose los propios Marx y Engels cómplices de este ocultamiento, por razones de “oportunidad”: las críticas públicas y hasta la ruptura formal con esa organización fueron postergadas “para más adelante”. A la muerte de Marx, como es sabido, Engels se compromete mucho más con la política programática y organizativa de la socialdemocracia, llegando a apoyar la práctica organizativa de esa organización burguesa para los obreros y hasta a darle su toque de “autoridad” para expulsar a los mejores militantes clasistas: es el caso de “Die Jungen” » [1].

Sigue leyendo

Memoria Proletaria | Programa 02 | El 1000 retrospectiva crítica

Visita Radio Frecuencia Kritik

memoriaproletaria1000En este programa abordamos una revisión crítica a la organización MIL. Nos centramos en los aspectos más programáticos, las reflexiones y discusiones que se planteaban en esos convulsos años 70’s en donde la lucha de clases alcanzó un nivel muy alto.  Así como las lecturas que se discutían al interior de esta organización revolucionaria. Remarcamos los posicionamientos fundamentales para comprender al MIL, su oposición a la democracia, la crítica a los grupúsculos, a la lucha armada, y a las vanguardias dirigistas socialdemócratas y contrarrevolucionarias. Nos acompaña: Ricard de Vargas Golarons, ex miembro del MIL.

DESCARGA

Este programa se grabó el 14 deOctubre de 2016

Música:

  • Marcha Fúnebre | Tos Tones
  • Las Noticias Nacionales | Traidores
  • Anticomercial | El último Skalon
  • Ejecución Pública | Chicho Sánches Ferlosio

Ediciones Mayo 37 | MIL-GAC: http://mil-gac.info/spip.php?page=sommaire_es

Biblioteca Subversiva Crimental (edición de “revolución hasta el fin”) http://bscrimental.org/reapropiacion/

contacto: bscrimental(a)gmail.com

 

Violencia y movimiento social en España: 1973

MOVIMIENTO IBÉRICO DE LIBERACIÓN (MIL)

Prefacio a la edición castellana

La enorme importancia que cobrará el aspecto militar en el futuro movimiento

Engels, 1851.

Los revolucionarios no se contentan con ser solidarios ante la represión. Afirman también sus posiciones fundamentales sobre la violencia contra todas las formas de democratismo y humanismo. Por supuesto, no se pretende la modernización del capital, sino la comunidad humana: el comunismo, pero esto implica la acción violenta coordinada. Nada en común tenemos con quienes olvidan uno u otro de ambos principios.

El pasado y el presente ofrecen demasiados ejemplos de fracasos revolucionarios determinados por la falta de firmeza en la aplicación de la violencia. Pero también de ejemplos de superaciones ilusorias del reformismo mediante la acción armada concebida como remedio milagroso. En España, por ejemplo, como medio de propaganda (los actos de terrorismo “anarquistas”). En América Latina, por ejemplo, como recurso para reagrupar a un núcleo (la guerrilla alrededor de un foco). Al hacerlo, se procura aún el mismo objetivo que el reformismo con otros métodos: juntar a muchos, “radicalizar a las masas”, pero, en este caso, mediante la violencia y no por la política tradicional, mediante el fusil y no por el voto. Se sustituye mecánicamente a un proletariado desfalleciente. El fracaso resulta inevitable.

La violencia es revolucionaria sólo cuando forma parte del movimiento social que ataca al salariado y a la economía de mercancías (el cambio).

Abril de 1974.

Sigue leyendo

MUERTE A LOS IMBÉCILES

“ …de lo que se trata en realidad y para el materialista práctico, es decir, para el comunista, es de revolucionar el mundo existente, de atacar prácticamente y de hacer cambiar las cosas con que nos encontramos.”  Marx- F. Engels “La ideología alemana”

 

 DE LO QUE SE TRATA

Es una pregunta complicada para el demócrata que mientras come tranquilamente se ve frente a acontecimientos y cosas que se suceden a un ritmo vertiginoso y caótico, un tumulto sin conexión aparente con indicaciones distorsionadas laberínticamente y un futuro que hay que alcanzar a través de la sumisión, el aburrimiento y la estupidez. Desde hace más de setenta años se perfila entre las masas de los países altamente industrializados la tendencia a abandonarse en manos de toda clase de especialistas en lugar de perseguir intereses racionales y, ante todo, el control de sus propias vidas. Por lo visto, las personas esperan que el mundo sin salida sea incendiado por una totalidad que son ellos mismos y sobre la cual nada pueden.

A pesar de que los distintos indicadores económicos, los resultados de la bolsa, los agentes financieros, los responsables políticos y hasta el vecino de la izquierda quieran negarlo, no nos cabe duda  de que verdaderamente sobrevivimos en una sociedad desgraciada: las exigencias de felicidad son invariablemente defraudadas por la vida real hasta la muerte. ¿Qué es lo que queda de nuestros sueños? La barca del amor se rompe contra la vida cotidiana. En las gélidas aguas del cálculo egoísta la poesía se ve desmentida día tras día por eso que llaman vida.

Sigue leyendo