Violencia y movimiento social en España: 1973

MOVIMIENTO IBÉRICO DE LIBERACIÓN (MIL)

Prefacio a la edición castellana

La enorme importancia que cobrará el aspecto militar en el futuro movimiento

Engels, 1851.

Los revolucionarios no se contentan con ser solidarios ante la represión. Afirman también sus posiciones fundamentales sobre la violencia contra todas las formas de democratismo y humanismo. Por supuesto, no se pretende la modernización del capital, sino la comunidad humana: el comunismo, pero esto implica la acción violenta coordinada. Nada en común tenemos con quienes olvidan uno u otro de ambos principios.

El pasado y el presente ofrecen demasiados ejemplos de fracasos revolucionarios determinados por la falta de firmeza en la aplicación de la violencia. Pero también de ejemplos de superaciones ilusorias del reformismo mediante la acción armada concebida como remedio milagroso. En España, por ejemplo, como medio de propaganda (los actos de terrorismo “anarquistas”). En América Latina, por ejemplo, como recurso para reagrupar a un núcleo (la guerrilla alrededor de un foco). Al hacerlo, se procura aún el mismo objetivo que el reformismo con otros métodos: juntar a muchos, “radicalizar a las masas”, pero, en este caso, mediante la violencia y no por la política tradicional, mediante el fusil y no por el voto. Se sustituye mecánicamente a un proletariado desfalleciente. El fracaso resulta inevitable.

La violencia es revolucionaria sólo cuando forma parte del movimiento social que ataca al salariado y a la economía de mercancías (el cambio).

Abril de 1974.

Sigue leyendo

Anuncios

MUERTE A LOS IMBÉCILES

“ …de lo que se trata en realidad y para el materialista práctico, es decir, para el comunista, es de revolucionar el mundo existente, de atacar prácticamente y de hacer cambiar las cosas con que nos encontramos.”  Marx- F. Engels “La ideología alemana”

 

 DE LO QUE SE TRATA

Es una pregunta complicada para el demócrata que mientras come tranquilamente se ve frente a acontecimientos y cosas que se suceden a un ritmo vertiginoso y caótico, un tumulto sin conexión aparente con indicaciones distorsionadas laberínticamente y un futuro que hay que alcanzar a través de la sumisión, el aburrimiento y la estupidez. Desde hace más de setenta años se perfila entre las masas de los países altamente industrializados la tendencia a abandonarse en manos de toda clase de especialistas en lugar de perseguir intereses racionales y, ante todo, el control de sus propias vidas. Por lo visto, las personas esperan que el mundo sin salida sea incendiado por una totalidad que son ellos mismos y sobre la cual nada pueden.

A pesar de que los distintos indicadores económicos, los resultados de la bolsa, los agentes financieros, los responsables políticos y hasta el vecino de la izquierda quieran negarlo, no nos cabe duda  de que verdaderamente sobrevivimos en una sociedad desgraciada: las exigencias de felicidad son invariablemente defraudadas por la vida real hasta la muerte. ¿Qué es lo que queda de nuestros sueños? La barca del amor se rompe contra la vida cotidiana. En las gélidas aguas del cálculo egoísta la poesía se ve desmentida día tras día por eso que llaman vida.

Sigue leyendo

Esbozo de la síntesis revolucionaria del futuro (Más allá de la dicotomía marxismo/anarquismo)

Tomado de Hommodolars

Esbozo de la síntesis revolucionaria del futuro

(Más allá de la dicotomía marxismo/anarquismo)

Este es un primer borrador de un texto que sigue desarrollándose. Fue elaborado un poco a la rápida para ser expuesto en el foro “La falsa dicotomía marxismo/anarquismo. Superación de la ideología en pos de una teoría para la práctica revolucionaria”, realizado en la Academia de Humanismo Cristiano el 22 de julio del 2015.

Hacia una superación a priori de la dicotomía

Quienes hoy día creen necesario “elegir” entre marxismo y anarquismo, es porque ven un antagonismo radical entre ambas ideologías. Pero ellas fueron expresiones opuestas y complementarias de un mismo movimiento y de una misma época, que debemos superar.

Sigue leyendo