No hay lugar para la duda

ChiapasCNTE

Que los profes del magisterio dejen de ser carne de cañón de líderes serviles, cuantas muertes, cuantos golpes tendrá que aguantar, soportar, resistir,  la clase para darse cuenta que por nada y por nadie debemos negociar nuestra rabia y el hastió de trabajos y esta sobrevivencia inhumana.

La lucha y consignas de los profes del magisterio son reformistas, la educación actual no es un bien sino una mercancía donde se ahoga la humanidad de millones de niños y jóvenes en aras de la continuidad de la explotación, los derechos que quieren defender no son “nuestros derechos” son los suyos, todo actualmente gira en función de sus necesidades, no de las nuestras.

Sin embargo el arrojo, y la valentía con la que miles de profesores y gentes han salido a las calles desde el anuncio y puesta en marcha de la reforma educativa en México son indudablemente revolucionarias, no nos hace falta más odio, mas coraje, mas frustración, nuestras vidas son un cumulo de toda esa mierda… ¿Qué porque millones de proletarios defienden sus míseros trabajos de profesores, mineros, enfermeras, etc., etc. en el mundo? Por qué tenemos el instinto guerrero de sobrevivencia, no queremos morir de hambre ni que nuestras familias perezcan por ello. Pero cuando arrojamos la piedra, el cohetón o la molotov contra el policía, los palacios de gobierno, las tiendas de burgueses, se nos olvida reflexionar el fin de nuestra acción aquí, en Francia o en Chile es lo mismo, queremos acabar con nuestra miseria, pero no hemos entendido cual es el objetivo… ¿De verdad solo queremos el paraíso democrático que nos ofrece el capitalismo? ¿De verdad solo queremos educación pública y gratuita y que nos mal paguen en los distintos trabajos por los que luchamos y queremos conservar? ¿En serio solo queremos esas limosnas y regresar maltrechos  por la noche a nuestras casas a ver tv?

Paris

¿Porque preferimos migajas si en otros tiempos los abuelos de la humanidad nos enseñaron a querer todo, a matar o morir pero por todo, por la vida, que esta mucho, mucho más allá que un trabajo en una escuela del estado, o en un sanatorio, o en una fábrica, porque querer solo eso si podemos y debemos heredar el mundo? El mundo para vivir, para disfrutar no para preocuparnos por sobrevivir en esta barbarie cotidiana tan ajena a la humanidad y tan cercana a sus desechos.

Estamos matándonos de tanto capitalismo.

Nuestras luchas están rotas, unos luchan por más y más trabajo asalariado, echándose la soga al cuello;  otras prefieren reivindicarse fanáticamente libres desde un género y roll impuesto por el propio sistema, sin criticar el hecho en sí del <ser mujer> u <hombre>, otros más gozan la ignorancia e infamia que da el prestigio de las mercancías de moda, otrxs repiten y repiten hasta el cansancio que la educación y la cultura salvaran a la humanidad… ¡Basura todo esto! Fragmentos hechizos de lo mismo que nos han metido poro a poro siempre…y no acaban.

¡¡Buscar el bienestar para todxs no es buscar la correa que mejor luzca en nuestros cuellos!!

Estamos que nos arde el corazón, estamos que reventamos de amor y odio y todavía algunos se atreven a señalar con sus dedos…

Reflexiones dispersas, Región Mexicana, Verano 2016

Chile

Anuncios